El pajarito que espanta moscas, zancudos y palomas

Santiago, Chile. Ayer en la micro. Es común que suba gente a vender cosas, pero esto fue de lo más inverosímil.
“Señora, Señor, a usted debe haberle pasado, que está tranquilo comiendo en su casa y las moscas no lo dejan tranquilo, o los zancudos no lo dejan de molestar… nuestra exportadora ha traído la solución… estamos ofreciendo un pajarito… pero no es cualquier pajarito, es un halcón, que espanta moscas, zancudos y palomas (y saca una figura de halcón del porte de una mano, le extiende unas alas, y lo pone a funcionar, con lo que la figura empieza a batir las alas). Además nuestro halcón tiene un rayo láser y para hacer bien su trabajo, viene también con sonido (le prende un switch, y empieza a sonar un sonido repetitivo pregrabado de halcón). Usted sólo lo cuelga donde esté y olvídese de las moscas, los zancudos y las palomas. (le extiende una cuerda, toma la punta de la cuerda y el aparato se pone a volar en círculos sujeto por la cuerda, haciendo su ruido de halcón pregrabado).
¿Quién quiere llevar el pajarito? Aproveche la promoción… mire que es de lo más cumplidor”.

Vuelvo a Casa


Estoy en la mitad de un largo vuelo, que me lleva a Buenos Aires, pasaré una noche allí para al día siguiente tomar un bus de 22 horas para Santiago. Mucho tiempo para ver películas, leer, dormir, mirar por la ventana, mirar a las diligentes y guapas azafatas, mirar a la gente que circula por los pasillos, que duermen o están inmóviles sentados frente a la pantalla, tiempo para acomodarse en el asiento, aguantar las molestias de la guata revuelta y el trasero adormecido de tanto rato sentado, pero por sobretodo, mucho tiempo para pensar.

Y de tanto pensar, inevitablemente luego de 2 años y nueve meses afuera de mi país, viene la pregunta: “Y qué ganaste con este viaje?”, “Aprendiste algo?”, “Eres distinto ahora?”, “Valió la pena?” Continue reading

Sivanda Yoga en Ho Chi Minh City

Ayer visité el Sivananda Yoga vedanta center en Ho Chi Minh City, Vietnam. Los primeros días domingos de cada mes ofrecen unas clases de Yoga gratis. En la tarde es yoga + meditación + cantos/oraciones + una lectura/enseñanza. Los cantos muy al estilo Indio, más la ceremonia que se hace con el fuego, me hizo recordar cuando visité Rishikesh. Para la clase de Yoga tienen dos opciones, una básica y una avanzada, yo entré a la básica de curioso, pues nunca había practicado Sivananda-Yoga. Hasta ahora de Sivananda, sólo había visitado de pasada su Ashram cuando anduve en India.
El lugar forma parte de una serie de centros sin fines de lucro que funcionan en varios países, imparten varios cursos y talleres siguiendo la filosofía y las prácticas originales de Sivananda. La gente que allí da clases y mantiene el lugar son todos voluntarios, de buena disposición y rostros alegres.
Me dió gusto visitar el lugar, independiente de las inclinaciones religiosas o no-religiosas de cada uno, me da gusto que existan lugares así.

El natalicio de Buddha

Celebración del nacimiento del Buddha, Vesak, o Phật Đản en Vietnam. Se mide en calendario lunar, y coincide con la 1era luna llena de mayo. Este año yo estaba en una pequeña ciudad en Vietnam, Ha Giang, cerca de la frontera con China. Hay un pequeño templo en uno de los cerros de la ciudad. En ese lugar se iba a celebrar una ceremonia para conmemorar el día especial. Yo tenía curiosidad.

Eran como las 10 de la mañana y hacía calor. Me fueron a dejar a medio camino del monte, donde termina la calle para los autos y empieza la escalera que circunda el cerro y que conduce hasta el templo, por la escalera son unos 30 minutos de caminata en subida. Justo cuando llegué llegó también el señor que traía los almuerzos para los asistentes. ¿Me hago el leso? Me imaginaba subiendo con una de esas tremendas bolsas llenas de platos desechables de poliestireno con la comida, la subida ya era difícil, más el calor que hacía, los pantalones que tuve que ponerme, porque hay que vestir cubierto en las ceremonias, encima venía tarde, se supone que estas cosas empiezan bien temprano. El señor vió que iba para el mismo lugar y me hizo señas si le ayudaba Continue reading

Stretching of Muscle Chains in Hanoi

Continue reading

Cronograma de una visita a unas Cuevas. Chong Ong, Laos

Planificar un día para ir a unas cuevas. Arrendar una moto grande, que sea manual y hasta ahora sólo habías manejado hasta semi-automáticas. Camino rural como el forrete, super caluroso, locales mirándote y saludándote, pasadas por agua, por barro y un lugar donde habían máquinas arreglando el camino. Llegar al pueblo, preguntar cómo llegar a la Cueva y ni dar con las explicaciones, encontrar el caminito, dejar la moto encargada en una casa, llamar para avisar que tomas la moto por otro día más, sorprendentemente si había señal de celular, caminar 3 kilómetros, varias pasadas de río donde los locales ponen unos cestos rellenos de piedra para cruzar, llegar a la Cueva… espectacular!. Entrar alumbrándose con la luz del celular. Oscuridad absoluta, silencio absoluto, explorar un poco. Devolverse para comer algo. Encontrar el lugar donde salía el río desde dentro de la caverna. Bañarse en pelota. Proponerse meditar dentro de la cueva, pero recular porque te dió miedo. Continue reading

Una clase de Yoga en Laos

Visitando unas caídas de agua en Oudom-Xai conocí a un israelita, a través de el conocí a un joven alemán de 20 años que está haciendo voluntariado en un Centro para Rehabilitar personas con adicción a las drogas. Yo me mostré interesado en ir a conocer, fuimos una tarde y me mostró el lugar. Le dije que podía dar una clase de yoga para los pacientes. Quedamos en hacerla la mañana del día siguiente.

El lugar no es tan grande. Hay alrededor de 20 pacientes casi viviendo ahí, de todas las edades, el más joven tiene 12 el mayor 40 y tantos. Es una organización del gobierno de Laos con apoyo del gobierno de Alemania, que además trabajan en conjunto con una rama de la ONU específica para atender el tema de las drogas Continue reading

La confianza, Laos

No deja de impresionarme lo confiadas que pueden ser algunas personas por acá por Asia.
Por ejemplo, aquí en OdomXai, Laos. He estado yendo a comer a un lugar pequeño y muy humilde, atendido sólo por su dueña quien hace todo.

Ya llevo 4 veces que he ido allí. No he intercambiado mucho con la Señora, ella habla poco inglés, lo suficiente para hacer lo que necesita como hacer preguntas del tipo: “What would you like to eat” y cosas de esas, y otras pocas para intercambiar algunas palabras con los viajeros, mucho más que cualquiera de los locales, y mucho más que el inglés que me he pillado en otros restaurantes más grandes. He estado yendo allí porque en el menú tiene un apartado vegetariano, y cómo es tan pequeño y la cocina está abierta se puede ver cuando prepara la comida. Además ella parece entender lo que realmente significa ser vegetariano. Y la razón más fuerte de porqué he ido varias veces: la comida es exquisita, de lo mejor que he probado en la semana que llevo por Laos. Claro que hay que tener paciencia… se toma su tiempo para cocinar.

Es tan humilde el lugar que ayer llovió fuerte, y se filtró entero, Continue reading

Chúc mừng năm mới!

Chúc mừng năm mới!, Gong chi fa chai! o Feliz Año nuevo chino!

La serpiente me pilló en una ciudad pequeña de Vietnam (Tuyen Quang). Y así como en la cultura occidental a fin de año andamos bien estresados con todas las cosas que se hacen. Por acá pasa lo mismo, la gente se prepara, limpian sus casas, compran ropa, adornan sus casas con unas ramas de árboles con diminutas flores rojas y rosadas, bien lindas, y unos árboles pequeños llenos de frutos de una especie de naranjas, pero super ácidas, tan ácidas que ni se las comen. Queman unos adminículos de papel que representan la ropa de los dioses-reyes o espíritus que cuidan tu casa. Quemando esa ropa de papel significa que ellos la vestirán para ir al “cielo” a contar todo (bueno o malo) que se hizo en la casa, toman algunos días de vacaciones por allá y regresan a proteger el hogar nuevamente unos días después.

Continue reading

India, en mi humilde opinión


India es sucio, desordenado, maloliente, ruidoso, irritante, pobre, lleno de gente, te super exageran los precios si eres extranjero, te mienten, en todos lados hay gente que te pide plata, no hay respeto por el espacio personal, tampoco por los clientes, te tiran la plata cuando te dan vuelto, te tocan la bocina encima de la oreja, botan plástico por todos lados, los baños son cosas que da miedo entrar…  pero tiene algo que encanta.
Continue reading